Sacar un rumbo sobre el terreno

SACAR UN RUMBO SOBRE EL TERRENO

Si usted lee el Blog de Zona Táctica ya conocerá algunos conceptos básicos de la navegación: el norte siempre está arriba, el sol sale por el este y las brújulas suelen apuntar hacia el norte magnético. Pero ya sea usted profesional o aficionado a la montaña debe ser capaz de encontrar dónde está y a dónde quiere ir, para ello es necesario conocer cómo sacar un rumbo sobre el terreno o sobre un plano.

En esta ocasión nos centraremos en cómo usar la brújula para sacar un rumbo sobre el terreno.

El rumbo es el ángulo que forma el Norte Magnético con una dirección, medido desde dicho norte y en el sentido de las agujas del reloj.

sacar-rumbo-terreno

En el artículo tipos de brújula puede leer algunas de las diferentes variedades que existen. Algunas de ellas comparten características aunque cada una es adecuada para usos diferentes. Sea como sea, usted elegirá el modelo que más le convenga, pero tenga en cuenta que para usarla junto al mapa le será favorable que tenga al menos estas características:

  1. Una base transparente – Para ver debajo de la brújula.
  2. Espejo y alza – Para ver los objetos al nivel de los ojos.
  3. Bisel giratorio – Marcado con 360 grados en incrementos, al menos, de 5 grados.
  4. Líneas paralelas y perpendiculares – Para uso de mapas.
  5. Ajuste de declinación – Para corregir la diferencia entre el norte magnético y el norte verdadero.

Sin embargo, como veremos a continuación, para sacar un rumbo sobre el terreno y viceversa los requerimientos son más reducidos.

Sacar un rumbo sobre el terreno

Para hallar el rumbo de una dirección en el terreno debe de seguir los siguiente pasos:

  1. Desde su posición (punto A) determine un objeto o lugar (punto B) sobre el que sacar el rumbo.
  2. Asegúrese de no tener cerca ningún objeto metálico y de no estar cerca de líneas de alta tensión, ello podría alterar el resultado de la medición.
  3. Incline su espejo 45º respecto a la base.
  4. Sostenga la brújula nivelada al nivel de los ojos.
  5. Apunte con su ojo dominante manteniendo la brújula nivelada.
  6. Gire el limbo hasta que la aguja que marca el norte (roja) esté sobre la flecha de declinación.
  7. Lea los grados en el índice del limbo, ese es el rumbo del punto A al punto B.

sacar-rumbo-terreno-2

Introducir un rumbo en la brújula

Si tiene el rumbo de una dirección y quiere materializarla sobre el terreno debe hacer lo siguiente:

  1. Mueva el limbo hasta que la graduación del rumbo quede frente al índice.
  2. Manteniendo la brújula nivelada, muévase hasta que la aguja que marca el norte (roja) esté sobre la flecha de declinación.
  3. Con la brújula nivelada y la aguja encajada en la flecha de declinación mire a través de las miras.
  4. Fíjese en algún objeto a lo largo de la línea de mira. Elija un árbol, un pico o cualquier característica peculiar del terreno.
  5. Diríjase hacia el objeto.

A la hora de seguir un rumbo, busque un punto de referencia en el terreno hacia la dirección en la que debe ir según la brújula. Camine hacia él, sin mirar la brújula, hasta que se llegue. Cuando lo alcance, vuelva a apuntar la brújula hacia un nuevo punto de referencia alineado con su destino. Repita el proceso las veces necesarias hasta llegar a su objetivo.

sacar-rumbo-terreno-3

Recuerde que, en el ámbito de la navegación topográfica, el dominio de la brújula es uno de los aspectos técnicos más a tener en cuenta. Si usted tiene interés en la topografía, desde el Blog de Zona Táctica le invitamos a leer el apartado de navegación. Ahí encontrará información acerca del uso de la brújula y mucho más.

sacar-rumbo-terreno-4