proteccion auditiva para profesionales

PROTECCIÓN AUDITIVA II

Los medios a nuestro alcance

Conocedores de los riesgos que supone la exposición a los sonidos altos sin protección auditiva (a alguno de ustedes les puede parecer exagerado), les contaré una historia real: la mía.

Un solo error en la protección auditiva

Hace ya bastantes años, sirviendo en una Unidad de La Legión, mi Pelotón recibió la orden de realizar un entrenamiento con fuego real: un “golpe de mano y posterior repliegue”, un entrenamiento habitual en nuestra formación que iba a ser grabado para la producción de un reportaje televisivo.

Mi papel, además de la colocación de explosivos para despejar el camino y destruir cierto material del enemigo, era proveer de cortinas de humo para la ocultación de mis compañeros. Para ello, usaba una bocacha lanza-botes adosada a mi fusil: un CETME L.

Durante el ensayo previo (había que mostrar lo que íbamos a hacer para que los periodistas se organizaran) no tuve ningún problema, ya que usaba unos tapones excelentes. Pero un periodista que me seguía con su cámara me pidió que no los llevara por si tenía alguna indicación, y yo acepté por seguridad…

Sin la protección auditiva disparé poco más de 4 cargadores. El uso de la bocacha provocaba, al vibrar, un sonido agudo que atravesaba mi cabeza como una aguja a cada disparo… jamás he vuelto a escuchar el silencio.

Basta un solo trauma acústico para provocar una lesión irreversible.

Un solo disparo de 140dB (decibelios) produce el mismo daño que la exposición al ruido de una máquina de 90dB durante 40 horas; una carabina del calibre 22lr produce un sonido de 100dB; una escopeta del 12 produce 150dB; y un arma del 7,62 o una pistola de 9mmPb producen estampidos superiores a 160dB, datos tomados al aire libre. En recintos cerrados estos valores aumentan considerablemente.

protección para los oídos

Tapones de protección auditiva

El uso de unos tapones adecuados puede reducir el ruido una media de entre 25 y 31dB. Los hay de varios tipos.

Los más sencillos están hechos de una pieza de material blando, que debe presionarse para su introducción en el oído. Una vez alojados, se expanden para recuperar su forma original y se adaptan al contorno del canal auditivo.

tapones para los oídos

Los de goma o silicona son los más utilizados. Poseen varias cámaras de aire separadas, que disminuirán los efectos de la onda sonora progresivamente. Deseche los de una sola cámara como los suministrados por las FAS: apenas reducen una cantidad significativa de decibelios.

tapones para proteger los oídos

Existen algunos modelos que incorporan una sencilla válvula que, teóricamente, se cierra empujada por la presión de ondas sonoras contundentes y permanecen abiertas, el resto del tiempo, para permitirle escuchar los sonidos más tenues. Desconfíe de los productos baratos: tienden a endurecerse bloqueando la acción de la válvula.

Los compuestos de silicona son los mejores. Usted será su propio molde: una vez decida usarlos verá cómo un compuesto binario que endurece en unos segundos, se adapta al contorno físico de su pabellón y canal auditivo.

Cascos de protección auditiva

El uso de unos cascos de protección auditiva adecuados puede reducir el ruido una media de entre 25 y 35dB.

Existen varios diseños, pero básicamente se componen de dos vasos de protección unidos por un arnés, que mantiene la presión de estos sobre la cabeza.

Hablaremos de ellos más detenidamente en este Blog.

cascos de protección auditiva

Uso conjunto de tapones y cascos de protección auditiva

El uso conjunto de tapones y cascos de protección auditiva es la solución más recomendable, ya que es la que más protege. Al contrario de lo que pudiera parecer, la protección no se suma, sino que se complementa, mejorando la protección en unos 10dB de dispositivo de mayor calidad usado. Es decir, si usted usa unos tapones que mitigan el ruido en 25dB y unos cascos que lo hacen en 30dB, la reducción acústica no será de 55dB sino de 40dB aproximadamente. Esto es porque el sonido no solo se trasmite al oído interno por el canal auditivo, sino también a través de los huesos del cráneo. Ese es el motivo por el cual unos cascos siempre protegen más que unos tapones.

tapones para proteger los oídos

En Zona Táctica encontrará productos de las mejores marcas para su protección auditiva.