Aspectos fundamentales de la puntería

LA PUNTERÍA

Buscando el disparo perfecto

Tiradores e incluso profanos, asocian el concepto de puntería a la acción de apuntar un arma. Una vez que el tirador ha adoptado la postura y orientado correctamente la posición de tiro, lo siguiente es respirar y apuntar.

Un correcto conocimiento de los elementos de puntería del arma y del concepto de imagen de miras es esencial cuando se está buscando el disparo perfecto. Un tirador deportivo no será capaz de progresar sin un buen trabajo de puntería.

Imagen de miras

Una correcta imagen de miras es fundamental para evitar los errores angulares en los disparos. Para ello es necesario una correcta alineación de estas durante todo el proceso de control del disparador, en especial en armas que disponen de elementos de puntería trasero y delantero sea del tipo que sea, alza y punto de mira, túnel y diopter o combinación de diopter y punto de mira.

El siguiente paso es colocar las miras alineadas en una referencia sobre el blanco que permita el mayor contraste con los elementos de puntería usados y facilite el enfoque en ellos.

Podemos decir que la imagen de miras es aquella que refleja una correcta posición relativa entre ambos elementos de puntería sobre el blanco.

El ojo humano

La principal herramienta de puntería del tirador es el ojo humano. El globo ocular es un órgano que consta de una serie de tejidos refractarios como la córnea, el humor acuoso, el iris, el cristalino y el vítreo a través de los cuales pasa la luz para estimular la retina que a consecuencia de una reacción fotoquímica convierte una imagen en impulsos nerviosos. La retina trasmite la imagen proyectada en su superficie al cerebro a través del nervio óptico.

Sabemos que el ojo humano en reposo enfoca en el infinito manteniendo los elementos cercanos no enfocados, es decir, borrosos. Un tirador que se enfrente a un blanco a 300m de distancia sigue teniendo un alza o un diopter a escasos centímetros de la cara, lo que significa que debe hacer un esfuerzo para mantener una correcta puntería. El enfoque se produce por la acción refleja del musculo ciliar que modifica la convexidad del cristalino para ver de forma nítida a una distancia en concreto. Esto quiere decir que el ojo humano solo puede enfocar a una única distancia en un determinado momento.

Pero apuntar un arma implica alinear los elementos de puntería trasero y delantero con la referencia en el blanco, lo que obliga al tirador a establecer unas prioridades al enfocar.

Enfocar para apuntar

La prioridad para enfocar, son los elementos de puntería ya que un enfoque sobre el blanco implicará que estos estén desalineados y pasen desapercibidos para el tirador.

Un alza perfectamente enfocada dificultará en gran medida que el punto de mira esté situado en su referencia respecto del blanco.

Un punto de mira perfectamente enfocado y colocado sobre el blanco hará que el alza pierda protagonismo en la ecuación.

En todo caso el resultado es un error angular de magnitud variable, lo que se traducirá en agrupaciones de impactos abiertas o desplazadas del centro del blanco.

Para apuntar, en primer momento hay que dar prioridad al punto de mira o túnel, bien colocado sobre la referencia en el blanco que permanecerá borroso. De este modo el musculo ciliar tendrá que realizar un menor esfuerzo al enfocar en un punto cercano al punto de mira; permitiendo al cerebro prestar atención al enrasamiento de ambos elementos de puntería. Es decir, mantener una correcta imagen de miras sobre el blanco advirtiendo las posibles variaciones y minimizando el riesgo de cometer errores angulares en el disparo.

Precisión Vs Velocidad

En función de la modalidad deportiva que se practique, la precisión primará sobre la velocidad o viceversa.

Cuando prima la precisión, la mayor distancia entre elementos de puntería ayudará a advertir las pequeñas variaciones angulares o errores de enrasamiento.

Sin embargo cuando prima la velocidad, vemos que los tiradores cada vez más usan elementos de puntería de punto rojo u holográficos, el motivo de ello es evitar tener que enrasar dos elementos de puntería con el blanco, a la vez que la imagen percibida por la retina es similar a la que se obtendría cuando en lugar de un visor se dispusiera de un emisor láser, de modo que el musculo ciliar no tiene que hacer ningún esfuerzo adicional en el proceso de puntería una vez ha localizado el blanco.

Post recomendados

Aspectos fundamentales de la puntería
Entrenamiento
LA PUNTERÍA

Buscando el disparo perfecto Tiradores e incluso profanos, asocian el concepto de puntería a la acción de apuntar un arma. Una vez que el tirador ha adoptado la postura y orientado correctamente la posición de tiro, lo siguiente

Leer más »
Técnica BRASS
Entrenamiento
LA TÉCNICA BRASS

Fundamentos de tiro de precisión con arma larga Cuando se trata de disparar con armas largas, la precisión en los disparos es la base de todo entrenamiento. Para ello, la concentración en la técnica de disparo es algo

Leer más »
NORMAS DE SEGURIDAD DE LA ISSF
Entrenamiento
NORMAS DE SEGURIDAD DE LA ISSF

Cuando la seguridad es de primordial importancia La Federación Internacional de deportes de tiro, ISSF (International Shooting Sport Federation) establece las normas técnicas de los deportes de tiro a fin de evitar accidentes. La Real Federación Española de

Leer más »
No hay comentarios

Escribe un comentario