Fundas-de-Pistola-imagenDestacada

FUNDAS DE ARMA CORTA III

Niveles de seguridad

Uno de los mayores temores de los profesionales con respecto a las fundas para portar las armas cortas de servicio es perderlas o que caigan en manos de los malos.
Atrás quedan esas fundas de arma corta de cuero. Las cuales no ofrecían la seguridad suficiente o no dejaban accesible el arma. Estos factores de seguridad y accesibilidad deben presentar un balance adecuado en función del cometido que usted pretenda dar a su funda.

Fundas de arma corta

Funda para el interior del pantalón, la retención se realiza por simple presión de los materiales. Nivel I de retención.

Un arma destinada a la autoprotección o a la de terceros, como la de un escolta, oculta por lo general, necesita de una funda con menos elementos de seguridad antihurto que la de un agente de policía de una Unidad antidisturbios o la de un soldado cuando realiza una inserción paracaidista.
Las fundas de arma corta se clasifican en niveles de seguridad del uno al cuatro.

Fundas de arma corta nivel I de retención

Son las fundas más sencillas, suelen usarse como fundas de porte oculto. Por ejemplo las que discretamente portan el arma por el interior del pantalón.

Fundas-de-Pistola-Imagen-2

Funda Fobus de material plástico. La forma moldeada en el guardamonte retiene el arma en su posición, su presión se regula por acción de un tornillo. Nivel I de retención.

El nivel I de seguridad se aplica por simple presión de la funda sobre arma. Siendo esta presión generalmente regulable con uno o varios tornillos. Aunque también las hay que se ajustan al guardamontes del arma con un sencillo click, al estilo de las conocidas fundas Fobus de origen israelí.

Fundas nivel II de retención

Son las más comunes y requieren que el operador desactive un elemento retención.

Fundas-de-Pistola-Imagen-3

Funda Vega Holster de alta calidad en sus materiales que permiten abrir la trabilla con una sola mano.

Las primeras fundas de este tipo la retención solía ser una solapa y luego una simple trabilla con un broche. Este tipo de sistema requería el uso de ambas manos para la extracción del arma. Posteriormente la demanda de un sistema más acorde a las necesidades reales de los agentes ha derivado en una amplia gama de fundas que solo requieren de una sola mano para liberar el arma. Otros requisitos son que la retención se realice automáticamente al enfundar y que manos ajenas no puedan acceder al arma para su desenfunde.
Los modelos Serpa de Blackhawk y las IMI Holster o los últimos modelos de Fobus liberan al arma con la presión con el dedo índice de una leva situada en el cuerpo de la funda que actúa automáticamente al enfundar.
Fundas-de-Pistola-Imagen-4-5

Por el contrario el arco que retiene el arma en modelos de Safariland SLS o Vega Holster requiere de una ligera presión con el dedo pulgar y un movimiento hacia adelante para ser abatido y permitir el desenfunde. El arco que presentan las fundas G-code se abate automáticamente por acción de un muelle al presionar la leva con el mismo dedo.

Fundas-de-pistola-Imagen-6

Funda Safariland, el sistema SLS se libera usando el dedo pulgar de la mano fuerte.

En estos tres últimos ejemplos necesitan de la acción del tirador para activar la retención. Es decir, el tirador podrá usar la funda como de nivel I si así lo desea simplemente dejando abatido el arco de retención del arma.

Fundas nivel III de retención

Las fundas de arma corta nivel III requieren dos acciones por parte del tirador.
Dependiendo del modelo estas acciones serán para liberar dos sistemas de retención distintos. Por ejemplo las Blackhawk Serpa Level III o las IMI Holster requieren liberar la comentada leva de nivel II. Además tiene una pequeña capucha que bloquea la corredera del arma y protege el alza y la zona del martillo.
Fundas-de-pistola-Imagen-7-8
Por el contrario otros fabricantes optan por poner seguros al sistema que retiene el arma. Debiendo el operador primero liberar el seguro y a continuación el sistema de retención.

Fundas nivel IV de retención

Las fundas nivel IV son una básicamente una funda nivel III con dos sistemas distintos de retención, a los que se le ha añadido un seguro que bloquea uno de ellos.