Tiro sobre blanco vuelto

EJERCICIOS DE TIRO SOBRE BLANCO VUELTO

Mejorar la precisión con pistola II.

Con el tiro en seco un tirador de precisión puede aumentar considerablemente su nivel con algo de tesón. Sin embargo, el tiro en seco, aunque muy importante, sólo es una parte en el entrenamiento de precisión del tirador con arma corta.

Muchos tiradores se limitan a reproducir una y otra vez en el campo de tiro, las tiradas de competición intentando con ello mejorar su rendimiento.

Blanco-vuelto-1

Les presentamos una serie de ejercicios que junto con el entrenamiento en seco le ayudarán a conseguir su objetivo.

Tiro sobre blanco vuelto

Como su nombre indica, este ejercicio consiste en disparar sobre un blanco colocado del revés.

Los blancos de competición suelen ser de color blanco por su parte posterior. De modo que el contraste con las miras del arma es total y permite verlas perfectamente.

Al no existir referencia de puntería alguna, el tirador debe apuntar al centro del cuadrado blanco, prestando atención en mantener los elementos de puntería perfectamente enrasados y centrados durante el proceso de disparo. A los tiradores le sorprenden de que a pesar de no existir referencias de puntería, las agrupaciones suelen ser tan cerradas o más que con un blanco normal.

Dicha falta de referencia provoca que las agrupaciones sean sensiblemente verticales pero centradas. Aunque con el tiempo la dispersión vertical termina reduciéndose.

Este ejercicio ayuda a centrar la vista en las miras sin distracciones. Además, evita la tentación de enfocar la vista en el blanco. Es muy recomendable comenzar la sesión de entrenamiento con este ejercicio, al menos unas 3 o 4 series de 5 disparos. Con ello se consiguen reducir los errores angulares cometidos por el tirador.

Blanco-vuelto-2

 

Tiros a banda vertical

Consiste en colocar una banda vertical de color negro sobre el blanco vuelto. La banda debe estar centrada en el blanco de modo que pase por la zona del 10.

El ancho de la banda será un poco menor que el ancho del 9. Es decir, un poco menor de 5 centímetros.

El ejercicio es muy similar al anterior solo que esta vez tiene una referencia. La banda permite al tirador seguir manteniendo el máximo contraste en los elementos de puntería del arma y por lo tanto su atención en estos. También le obliga a corregir su posición de tiro para que la puntería realizada sea coincidente con la banda.

Este ejercicio ayuda, además de mejorar la puntería y el control del disparador, a colocarse frente al blanco desde el principio sin apenas necesidad de correcciones posturales. Es decir, ayuda a encontrar la posición de tiro ideal asociada a la postura de tiro de cada tirador. O dicho de otra manera, haciendo coincidir el punto de puntería natural con el centro del blanco, el tirador asumirá su posición de tiro con menor esfuerzo.

Las agrupaciones seguirán siendo sensiblemente verticales, incluso más que con el blanco vuelto. Esto es debido al contraste de la banda negra que puede propiciar pequeños errores angulares en altura. De todas formas, no suponen un problema en el entrenamiento.

Blanco-vuelto-3

Tiros a banda horizontal

Del mismo modo que en el ejercicio anterior colocaremos una banda negra del mismo ancho en un blanco vuelto. Ni que decir tiene que en sentido vertical y pasando por el centro del blanco.

Este ejercicio sirve para que el tirador, una vez que ha encontrado su postura y posición ideales, aprenda a encontrar el punto de referencia que mejor le parezca para su puntería.

Para que lo entendamos mejor, un tirador de precisión necesita tener la mejor visión de sus miras para mantenerlas perfectamente centradas y enrasadas. Por ello, necesita apuntar a una zona del blanco donde no se entorpezca ese contraste. La visual negra del blanco, supone un problema ya que el contraste de unas miras negras sobre un fondo negro no es el mejor.

Considerando lo anterior, los tiradores de precisión apuntan un poco por debajo de la visual negra del blanco. De este modo mantienen el contraste de las miras sobre el papel blanco. La puntería no se hace justo bajo la visual negra ya que un error al no enrasar el punto de mira con el alza puede pasar desapercibido, siempre queda algo de contraste blanco sobre los elementos de puntería.

El ejercicio de tirar sobre una banda horizontal ayuda a determinar la distancia entre nuestra referencia de puntería y la visual negra del blanco. Una vez esté determinada solo queda manipular los elementos de puntería del arma para que los impactos queden en la zona del 10.

Realice estos entrenamientos prestando máxima atención a la técnica de disparo sin importar el tiempo empleado en cada serie.

Blanco-vuelto-4

¡¡ BUEN ENTRENAMIENTO !!