• Impactos en el blanco

ANÁLISIS DE LOS IMPACTOS EN EL BLANCO I

Comprobación de las habilidades de tiro a media distancia con fusil de asalto.

El análisis de los impactos en el blanco es la principal herramienta de comprobación de las habilidades de tiro de la que dispone el tirador. Ver los resultados de su trabajo de puntería y saber interpretarlos es un proceso clave para confirmar habilidades adquiridas o encontrar la causa de errores cometidos, en su mayoría corregibles.

Interpretacion-de-los-impactos-1

El tamaño, la ubicación y el patrón de las agrupaciones son los principales aspectos a tener en cuenta durante el proceso de análisis de los impactos en el blanco.

La principal causa al obtener resultados inesperados en el blanco son los errores humanos, es decir errores posturales, de agarre del arma, de puntería o de control del disparador, aunque en ocasiones el equipo utilizado puede causarlos. En el tiro a larga distancia hay factores externos como el viento que pueden dar origen a esos resultados.

Tamaño de la agrupación

El tamaño de la agrupación es el primer punto a considerar, aunque es un aspecto que depende de factores como el arma y la munición utilizadas, la distancia de tiro y por supuesto la habilidad del tirador, cuyo objetivo principal es hacer que el área de la agrupación sea mínima.

Es conveniente utilizar una medida angular como el MOA, de modo que se asocie mejor el tamaño (área) de la agrupación con la distancia de tiro empleada, por ejemplo para un fusil de precisión serían inaceptables agrupaciones superiores a un MOA.

Iterpretacion-de-los-impactos-2

Ubicación de la agrupación

La ubicación de la agrupación para una misma distancia de tiro depende del punto de referencia para la puntería y de la homogeneización de los elementos de puntería del arma. Si para una misma distancia de tiro, sin modificar la referencia de puntería ni la homogeneización de los elementos de puntería, el centro de la agrupación es sustancialmente distinto de una a otra serie de disparos, es una señal inequívoca de que la postura o el agarre del arma han cambiado, es decir, no son habilidades consistentes en el tirador.

Mantener el centro de impactos, agrupación tras agrupación, es decir serie tras serie, es la consecuencia de la consistencia en la postura y el agarre del arma. Este debe ser un requisito indispensable antes de aventurarse a homogeneizar el arma.

El objetivo del tirador, además de reducir el área de los impactos, es el de superponer una y otra vez el centro de impactos de la agrupación.

Interpretacion-de-los-impactos-3

Patrón de la agrupación

El patrón que forman los impactos en el blanco define errores de modo más concreto, cuya detección ayudará a paliarlos y con ello a disminuir el tamaño de la dispersión de los mismos. Veamos 7 diferentes tipos de patrón:

Patrón 1. Impactos dispersos aleatoriamente por el blanco

– Causas humanas:

El carácter aleatorio de los impactos indica que estos realmente no forman un patrón, estos delatan una total falta de consistencia típica de tiradores noveles, que modifican la postura entre disparo y disparo, así como el punto de referencia de puntería. Muy probablemente también exista un mal control del disparador.

La principal causa del movimiento entre disparos es no haber adoptado correctamente la postura de tiro, es decir, no hacer uso del punto natural de puntería.

En ocasiones un tirador inexperto, pone en práctica correctamente lo aprendido de su instructor pero se estremece justo antes de realizar el disparo, dando al traste con todo el trabajo previo.

Patron-1– Causas mecánicas:

Una de las posibles causas mecánicas es que la munición utilizada (peso del proyectil y carga utilizada) no se adapta bien al paso de estría del cañón, ya que este es un factor muy importante y una de las cosas más tenidas en cuenta por los tiradores deportivos de alto nivel.

El estado de conservación del cañón o incluso su limpieza también pueden hacer que una agrupación se disperse, sobre todo golpes inadvertidos, algún deterioro en el último tramo de las estrías o incluso en la misma boca de fuego.

Otra causa probable es, según el arma utilizada, que algún elemento del sistema de puntería este suelto.

Patrón 2. Un buen grupo desplazado del centro

– Causas humanas:

Aquí el tirador parece haber hecho los deberes ya que cumple con una de las premisas que es la de reducir el área de la agrupación.

Cuando esto sucede es necesario repetir la serie, si esta se repite y se superpone ya es solo cuestión de introducir los cambios necesarios en los elementos de puntería para llevar los siguientes grupos de impactos al lugar deseado.

Si al repetir el tamaño del grupo, este se mantiene pero su ubicación en el blanco ha variado, esto es señal inequívoca, de que el tirador no adopta siempre la misma postura de tiro aunque que una vez adoptada no la modifica, es posible que alguna parte de la ropa o el equipo se lo impidan.

Otra posible causa es que si el tirador usa una correa para estabilizar el arma, emplee fuerzas o presiones diferentes cada vez que hace una serie de disparos.

Patron-2– Causas mecánicas:

Si es la primera vez que ocurre con un arma homogeneizada, y los grupos se repiten consistentemente es posible que se haya producido alguna variación inadvertida en los elementos de puntería o se haya cambiado el tipo de munición.

En ocasiones, una arma perfectamente homogeneizada y operada por un tirador experto incluso en un mismo campo de tiro, en la que se aprecia este tipo de variación en la ubicación de los impactos en momentos diferentes del día, es muy probable que sea debido al cambio de ángulo con la que luz incide en los elementos de puntería del arma, ya sean miras abiertas o no. Este es el motivo por el que algunos tiradores usan parasoles o kill-flash en sus visores.

Continuará->

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

PROTECTOR AUDITIVO ELECTRÓNICO MIL-TEC

GAFAS SMITH OPTICS PIVLOCK V2

PORTACARGADOR FASTMAG GEN IV ITW NEXUS

POST RECOMENDADOS

SUSCRÍBASE A NUESTRO BOLETÍN DE NOTICIAS