evaluacion-consciencia-principal

ALTERACIONES DE LA CONSCIENCIA

Alteraciones de la consciencia. Resultados de la exploración

Una disminución brusca del flujo sanguíneo cerebral puede producir alteraciones de la consciencia del individuo. Estas alteraciones de la consciencia pueden ser de diversa índole y provocadas por diferentes factores.

Hagamos en este articulo un breve repaso por los diferentes estados de alteraciones de la consciencia que un socorrista puede encontrarse durante la primera valoración de una víctima, la que conocemos como Evaluación primaria.

evaluación consciencia

Lipotimia

La lipotimia es una pérdida de la consciencia breve, superficial y transitoria, provocada por la disminución súbita de flujo sanguíneo en el cerebro.

Sus causas son diversas, fatiga, dolor, hambre, estancia en lugares poco ventilados, calor o fuertes emociones.

El individuo presenta síntomas como palidez, sudor frio, sensación de mareo y debilidad, su pulso suele ser débil y lento.

Una víctima pálida, fría y sudorosa que nota que se desmaya.

alteraciones de la consciencia

La actuación ante una lipotimia debe ser la de aflojar ropas alrededor del cuello, pecho y cintura para favorecer la una circulación sanguínea que está debilitada.

Traslade a la víctima a un lugar ventilado y con aire puro, para favorecer la oxigenación. Tumbe a la víctima en posición horizontal y elévele las piernas unos 45º, esto favorecerá el retorno sanguíneo de las piernas.

Mantenga abierta la vía aérea y asegúrese que respira.

Sincope

El sincope es una situación de pérdida de consciencia breve pero profunda que se recupera espontáneamente.

Se presenta de un modo repentino ya que se trata de un paro momentáneo del corazón que origina la pérdida total y súbita de la consciencia.

El primer síntoma es la palidez, sustituida más tarde por un enrojecimiento debido que aproximadamente entre 5 y 20 segundos más tarde se recupera la circulación sanguínea. El enrojecimiento es ocasionado por la entrada de sangre en los vasos dilatados de la piel.

La actuación es este caso, pasa por mantener la permeabilidad de la vía aérea. Es decir, asegurarse de que la víctima respira.

Controlar el pulso para comprobar el restablecimiento de la circulación sanguínea y actuar del mismo modo que ante una lipotimia.

Si no se recuperaran las constantes vitales, la víctima esta en parada cardio-respiratoria y hay que comenzar de inmediato con la reanimación cardio-pulmonar (RCP).

Maniobras a las que dedicaremos un artículo en este Blog.

insignia sanitaria

Coma

Es una perdida profunda y prolongada de la consciencia que generalmente no se recupera espontáneamente.

Esta pérdida de la consciencia lleva asociada una disminución o perdida de reflejos protectores como la deglución, la tos o el vómito, así como la perdida de reacción ante estímulos externos.

Los síntomas del coma son la perdida de movilidad voluntaria y de la sensibilidad. Existen movimientos respiratorios y cardíacos, es decir, no hay parada cardio-respiratoria.

Como siempre la actuación pasa por asegurar que la víctima pueda respirar.

La colocación en la posición lateral de seguridad nos da ciertas garantías de mantener la abierta la vía aérea. Aun así, hay que mantener vigilada a la víctima por si necesitara de maniobras de recuperación RCP.

alteraciones de la consciencia

Aflojar las ropas para favorecer la circulación, evitar la pérdida de calor y por supuesto no dar de comer ni beber hasta la llegada del personal de emergencias.

Epilepsia

La epilepsia es una afección crónica que se caracteriza por crisis convulsivas debida a una descarga excesiva en las neuronas cerebrales.

La crisis epiléptica se manifiesta en tres fases.

Una primera fase tónica con una evidente contracción muscular. Una segunda fase clónica característica de movimientos bruscos involuntarios y una tercera fase postconvulsiva donde el individuo yace por agotamiento.

La actuación en estos casos debiera ser la siguiente:

-Despejar el entorno donde se encuentre el individuo de objetos o mobiliario que pudieran herirle durante sus movimientos de la fase clónica. (Movimientos bruscos e involuntarios).

No sujetar o intentar inmovilizar al enfermo, esto podría causar algún tipo de lesión muscular.

-Si es posible, deslizar una manta o ropas bajo el cuerpo para intentar amortiguar o mitigar los golpes contra el suelo.

-Para evitar que se lesione la lengua con la contracción muscular de la mandíbula se puede poner algo de tela para que muerda, pero nunca forzar la introducción de objetos en la boca de un paciente mientras se encuentra convulsionando.

-Una vez cesada la crisis aflojar las ropas para facilitar la circulación.

-Colocar en posición lateral de seguridad. PLS.

convulsiones

A continuación os dejamos un video que es interesante de visionar y para finalizar le proporcionamos unas infografías que le puede resultar de utilidad.